Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 10 de septiembre de 2012

LOS MANDARINES DE SIMONE DE BEAUVOIR - SE OÍA EL LEVE TRINO DEL ALBA





Su deseo me transfiguraba. Yo, que desde hacía tanto tiempo no tenía más gusto ni forma, poseía de nuevo pechos, un vientre, un sexo, una carne; era alimenticia como el pan, olorosa como la tierra. Era tan milagroso que no pensé en medir mi tiempo ni mi placer; sé solamente que cuando nos dormimos se oía el leve trino del alba.

Simone de Beauvoir

Los Mandarines





2 comentarios:

Pedro Luis López Pérez dijo...

Alimenticia como el Pan, olorosa como la Tierra...¡Que descripciones!
El Final es sublime:"Cuando nos dormimos se oía el leve trino del alba".
¡¡¡Uffff!!!¡¡¡Que bonito!!!
Un abrazo, Inma.

Inma de Celis dijo...

El final me gustó tanto que lo coloqué de título, con permiso de Beauvoir, porque el libro entero es una delicia, lo he leído varias veces ya y siempre me sorprendo con alguna frase.

¡¡qué hermoso...!! me alegro que te guste..besos grandotes Pedro Luis

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas