Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 13 de octubre de 2015

GABRIEL CELAYA - LO DEMÁS ES SILENCIO (POESÍA URGENTE)

La vida que murmura. La vida abierta.
La vida sonriente y siempre inquieta.
La vida que huye volviendo la cabeza,
tentadora o quizá, sólo niña traviesa.
La vida sin más. La vida ciega
que quiere ser vivida sin mayores consecuencias,
sin hacer aspavientos, sin históricas histerias,
sin dolores trascendentes ni alegrías triunfales,
ligera, sólo ligera, sencillamente bella
o lo que así solemos llamar en la tierra.

Zoë Taylor


BIOGRAFÍA

No cojas la cuchara con la mano izquierda.
No pongas los codos en la mesa.
Dobla bien la servilleta.
Eso, para empezar.

Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece.
¿Dónde está Tanganika? ¿Qué año nació Cervantes?
Le pondré un cero en conducta si habla con su compañero.
Eso, para seguir.

¿Le parece a usted correcto que un ingeniero haga versos?
La cultura es un adorno y el negocio es el negocio.
Si sigues con esa chica te cerraremos las puertas.
Eso, para vivir.

No seas tan loco. Sé educado. Sé correcto.
No bebas. No fumes. No tosas. No respires.
¡Ay, sí, no respirar! Dar el no a todos los nos.
Y descansar: morir.



Zoë Taylor


"Uno va viene y vuelve, cansado de su nombre
va por los bulevares y vuelve por sus versos
escucha el corazón que insumiso golpea
como un puño apretado llamando fieramente
y se sienta en los bancos de los parques urbanos
y ve pasar la gente que aun trata de ser alguien
entonces uno siente que triste es ser un hombre
entonces uno siente que duro es estar solo."





Gabriel Celaya, (Hernani 1911-Madrid 1991) poeta español, cuyo verdadero nombre era Rafael Múgica. Poeta necesario. Su clamor de hondo contenido social se hace casi indispensable cuando se mira alrededor y solo se ven sombras, ruinas y deterioro en los hombres y en la sociedad. Este gran poeta en el que relampaguea la ira, el arrebato ante toda injusticia, lanza su canto como un conjuro contra todo lo desecho por el hombre.


" ¡Arriba camaradas saludad la alegría!
los hombres se levantan edifican
en el mundo otro mundo a su medida
pequeño es nuestro reino pero es nuestro
y en el nos descubrimos con sentido
trabajamos humildes y contentos
construimos con gloria lo concreto
no existe un mas allá de este dominio
existimos nosotros cotidianos
y existe bajo un cielo indiferente
el mundo que inventándonos creamos
lo demás inhumano es un misterio
lo demás es vacío, lo demás es silencio."



Caminando entre el abatimiento y el amor, entre la tristeza y el dolor hace que brote no obstante de forma incontenible la esperanza.


"No diré mi secreto, no diré lo que pienso
quiero ser en los otros, quiero morir por algo
perderme con provecho, descansar del que he sido
pensar que mis problemas personales son nada
junto a esos tan pequeños, tan terribles vulgares
del pan, de los zapatos o de las medicinas
que a otros hombres les faltan mientras yo filosofo
mentiré santamente que aun les queda esperanza
callaré lo que sufro porque solo es miseria
y en la paz de la muerte luminosa y flotante
quizás alguien se incline sobre mi y me de un beso."



***


"Son las diez de la mañana.
He desayunado con jugo de naranja,
me he vestido de blanco
y me he ido a pasear y a no hacer nada,
hablando por hablar,
pensando sin pensar, feliz, salvado.

¡Qué revuelo de alegría!
¡Hola, tamarindo!,
¿qué te traes hoy con la brisa?
¡Hola, jilguerillo!
Buenos días, buenos días.
Anuncia con tu canto qué sencilla es la dicha.

Respiro despacito, muy despacio,
pensando con delicia lo que hago,
sintiéndome vivaz en cada fibra,
en la célula explosiva,
en el extremo del más leve cabello.
¡Buenos días, buenos días!

Lo inmediato se exalta. Yo no soy yo y existo,
y el mundo externo existe,
y es hermoso, y es sencillo,
¡Eh, tú, gusanito! También hablo contigo.
¡Buenos días, buenos días!
También tú eres real. Por real, te glorío.

Saludo la blancura
que ha inventado el gladiolo sin saber lo que hacía,
Saludo la desnuda
vibración de los álamos delgados.
Saludo al gran azul como una explosión quieta.
Saludo, muerto el yo, la vida nueva.

Estoy entre los árboles mirando
la mañana, la dicha, la increíble evidencia.
¿Dónde está su secreto?
¡Totalidad hermosa!
Por los otros, en otros, para todos, vacío,
sonrío suspensivo.

Me avergüenza pensar cuánto he mimado
mis penas personales, mi vida de fantasma,
mi terco corazón sobresaltado,
cuando miro esta gloria breve y pura, presente.
Hoy quiero ser un canto,
un canto levantado más allá de mí mismo.

¡Cómo tiemblan las hojas de pequeñitas y nuevas,
las hojitas verdes, las hojitas locas!
De una en una se cuentan
un secreto que luego será amplitud de fronda.
Nadie es nadie: Un murmullo
corre de boca en boca.

Cuando canta un poeta como cantan las hojas,
no es un hombre quien habla.
Cuando canta un poeta no se expresa a sí mismo.
Más que humano es su gozo,
y en él se manifiesta cuando calla.
Comprended lo que digo si digo buenos días."
(Paz y concierto, 1953)


1 comentario:

José Valle Valdés dijo...

Gracias por presentarnos a este Maestro, amiga.

Abrazos

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas