Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 31 de marzo de 2017

ANTON EGUIGUREN, PINTOR CONTEMPORÁNEO COLORISTA, DE ZUMAIA (En el municipio del País Vasco, perteneciente a la provincia de Guipúzcoa)




Zumaia (1946-). Profesional de la fotografía, la infografía y los spots publicitarios. Pinta desde niño —es autodidacta— aunque no se ha dado a conocer hasta hace unos años. Se trata de un pintor colorista, cuyas obras se caracterizan por sus colores fuertes y planos. Ha expuesto en Bilbao (Sabin-Etxea y Restaurante Tapelia), en Madrid (galería Herraiz) y en Zarautz (galería Bale-harri). Además, desde 2001 mantiene una exposición permanente en el Hotel Landarte de Zumaia.



























Es un pintor que llevo siguiéndo desde hace unos años, me gusta mucho, sus cuadros tienen un colorido casi mágico, fuerte, que atraen y emocionan. 



Si queréis saber más de él os dejo su página web:




Esta es la pagina en Facebook de Anton: 





*.- Entrada que publiqué en 2011 y que actualizo hoy.


miércoles, 29 de marzo de 2017

ISMAIL SHAMMOUT - ARTISTA Y ACTIVISTA PALESTINO - EL ARTE QUE HABLA




Ismail Shammout, (1930-2006) era un refugiado que vivió en toda su intensidad la experiencia palestina, y pasó a contar la historia a través del arte.



Despojo, el exilio, la identidad, el sufrimiento, la perseverancia y la lucha, son todas las características predominantes de sus brillantes pinturas al óleo, y su notable forma de abogar por la causa de su pueblo. 

Shammout nació en 1930 en el pueblo agrícola palestino de Lida.

Shammout estaba claramente influenciado por las imágenes que fueron captadas por él durante el éxodo de su pueblo y luego por su vida de miseria y desesperación en los campamentos de refugiados.

En 1953, tenía una colección de 60 obras - óleos, acuarelas y dibujos.


En Gaza presentó su primera exposición, una de sus pinturas fue el ya famoso "A dónde ...? Un padre angustiado, sobre la marcha forzada de Lida, lleva a un niño dormido en su hombro izquierdo, mientras que una niña agarra su mano derecha y lo mira en el agotamiento, y un tercer hijo va a la zaga. 




¿A dónde ... ?


La exposición fue un gran éxito. Para las jóvenes promesas, fue una fuente de inspiración y motivación para salir y desarrollar sus habilidades. Para el público, fue un momento de sentimientos emocionales intensos y orgullo. Para Shammout, fue un impulso a su confianza en sí mismo y su creencia en el arte, su capacidad de inspiración, y su valor como instrumento de lucha nacional. 


Del sueño a la realidad la primera exposición de Shammout fue seguida por una segunda al año siguiente, en El Cairo, inaugurada por el presidente Jamal Abdul Nasser. Shammout mostrará 55 de sus pinturas e invitó a otros dos artistas palestinos a participar. Uno de ellos fue Tamam Al-Akhal, una refugiada de Jaffa, que más tarde se convirtió en su esposa. 


En 1965 hizo su registro en la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), como Director de Arte y Cultura Nacional. Y en el 1969 fue elegido como primer Secretario General de la Unión de Artistas palestinos.

Disfruten de sus pinturas, me han encantado, tienen fuerza y contundencia, reflejan el sufrimiento pero también la belleza interior que anidan. 













Te contaré una historia.
Una historia que vivió en los
sueños de la gente.
Una historia que salió del
mundo de las tiendas de campaña
hecha por el hambre,
y decorada por las
noches oscuras en mi país.
Y mi país es un puñado
de refugiados. (..)


Kamal Nasir, poeta palestino










Porque yo no hilo lana
porque yo estoy expuesto cada día
a órdenes de arresto
y mi casa está expuesta a las visitas policíacas
a las pesquisas, a las “operaciones de limpieza”
porque me encuentro en la imposibilidad
de comprar papel
grabaré todo lo que me sucede, grabaré todos mis secretos
en un olivo del patio de mi casa
yo grabaré mi historia y el retablo de mi drama
y mis suspiros en mi jardín
y las tumbas de mis muertos. (..)


Tawfiq Zi-yad, poeta palestino




Retrato de Yasser Arafat









El día en que conocimos la muerte y la traición,
se hizo atrás la marea,
las ventanas del cielo se cerraron,
y la ciudad contuvo sus alientos.
El día del repliegue de las olas; el día
en que la pasión abominable se destapara el rostro,
se redujo a cenizas la esperanza,
y mi triste ciudad se asfixió
al tragarse la pena. (..)


Fadwa Tuqan (poetisa palestina)















Autorretrato, 1998






Retrato de Tamam Al-Akhal
pintado por Ismail Shammout
Tamam Al-Akhal, es la esposa de Ismail Shammout. Al igual que su marido, fue expulsada de su tierra hacía Beirut (Líbano) donde comenzó sus estudios en la escuela para mujeres, Al-Makased, donde se convertiría posteriormente en profesora.



Sus primeras exposiones tuvieron lugar, primero en el Líbano y luego en Egipto junto a su marido Ismail. A partir de este momento ambos comenzaron a mostrar de manera conjunta sus obras, ya que el objetivo de ambos artistas era el de relatar las masacres sufridas por la población palestina a causa de la ocupación Israelí.












"Aquí sobre vuestros pechos persistimos, 
como una muralla,
hambrientos,
desnudos,
provocadores,
declamando poemas.
Somos los guardianes de la sombra,
de los naranjos y de los olivos .." (..)



Tawfiq Az-Zayyad, poeta palestino



viernes, 17 de marzo de 2017

QUEJIDO CON LOS OJOS CERRADOS, BARULLO DE EMOCIONES

Pecaron mis ojos moviendo esta angustia de amor en mi corazón,
y mi corazón envió las lágrimas para vengarse de los ojos.
¿Cómo encontrar justas estas represalias del llanto,
cuando anegan las pupilas con sus fluidos torrentes?

Ibn Hazm


A veces, las personas desaparecen delante de nuestros propios ojos. 

A veces, las personas te descubren de repente, aunque te hayan estado mirando todo el tiempo.

A veces, me pierdo de vista cuando no me presto atención. Todos nos perdemos en alguna ocasión, sea por decisión propia o debido a fuerzas que escapan a nuestro control. 

A veces veo la salida, pero sigo avanzando y ahondando: el miedo, la rabia y la tristeza me impiden regresar. 

A veces prefiero permanecer perdida y errante, ya que suele resultar más fácil. 

Otras veces hallo la salida, pero, pase lo que pase, nunca me acaban "viendo".


Me propongo no caer en la apatía que desean los poderosos. Pero tampoco sentirme eufórica, eso sería también un crimen, como lo es que más de dos millones de niños de este país estén pasando hambre, o vivir a diario el baile de los malditos regocijándose de nuestras penurias y falta de libertades. Ellos nos quieren sumisos y con miedo, que obedezcamos con los ojos cerrados, sin rechistar, me propongo no caer en su juego macabro. Mi quejido es con ojos cerrados también, pero mi corazón y mi cuerpo están bien despiertos y nunca lo conseguirán, porque yo sí me "veo" y sé que mi lucha por defender nuestra dignidad crece y crece.

martes, 7 de marzo de 2017

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ - CIEN AÑOS DE SOLEDAD

Delphin Enjolras



Una de las escenas más impresionantes de Cien años de soledad es el momento en que Remedios la bella asciende por los cielos. No se puede decir que Remedios la bella muera, porque en ningún momento se menciona la palabra “muerte”. Lo que ocurre es que asciende a los cielos, como el ángel que siempre fue, demostrando una vez más que no era de este mundo:



"Remedios, la bella, se quedó vagando por el desierto de la soledad, sin cruces a cuestas, madurándose en sus sueños sin pesadillas, en sus baños interminables, en sus comidas sin horarios, en sus hondos y prolongados silencios sin recuerdos, hasta una tarde de marzo en que Fernanda quiso doblar en el jardín sus sábanas de bramante, y pidió ayuda a las mujeres de la casa. 

Apenas habían empezado, cuando Amaranta advirtió que Remedios, la bella, estaba transparentada por una palidez intensa. 


— ¿Te sientes mal? —le preguntó. 


Remedios, la bella, que tenía agarrada la sábana por el otro extremo, hizo una sonrisa de lástima.


—Al contrario —dijo—, nunca me he sentido mejor.


Acabó de decirlo, cuando Fernanda sintió que un delicado viento de luz le arrancó las sábanas de las manos y las desplegó en toda su amplitud. 

Amaranta sintió un temblor misterioso en los encajes de sus pollerinas y trató de agarrarse de la sábana para no caer, en el instante en que Remedios, la bella, empezaba a elevarse. Úrsula, ya casi ciega, fue la única que tuvo la serenidad para identificar la naturaleza de aquel viento irreparable, y dejó las sábanas a merced de la luz, viendo a Remedios, la bella, que le decía adiós con la mano, entre el deslumbrante aleteo de las sábanas que subían con ella, que abandonaban con ella el aire de los escarabajos y las dalias, y que pasaban con ella a través del aire donde terminaban las cuatro de la tarde, y se perdieron con ella para siempre en los altos aires donde no podían alcanzarla ni los más altos pájaros de la memoria".


Gabriel García Márquez. (Fragmento de "Cien años de soledad")



Delphin Enjolras



*.- De Remedios la bella, personaje que Gabriel García Márquez perfila maravillosamente en Cien años de soledad, lo primero que se destaca es su belleza. 

El hecho de que García Márquez utilizara la palabra "bella" o no otras como "hermosa" o "preciosa" no es casual, ya que "bella" apunta etimológicamente a la belleza del alma. 

Para referirse a la belleza física se utiliza la palabra "hermosura". 


En efecto, a Remedios la bella se la describe como la criatura más bella que se había visto en Macondo. 

En un primer momento el lector puede caer en un error común y pensar que se refiere únicamente a una belleza física, pero después de leer algunas páginas encuentra la respuesta evidente:

 

Remedios la bella debe su belleza física a la belleza de su alma.



Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas