Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 12 de abril de 2014

DICEN - ROSALIA DE CASTRO

Jennifer Yoswa


Dicen que no hablan las plantas, 
ni las fuentes, ni los pájaros, 
ni el onda con sus rumores, 
ni con su brillo los astros, 

Lo dicen, pero no es cierto, 
pues siempre cuando yo paso, 
de mí murmuran y exclaman: 


Ahí va la loca soñando 

Ahí va la loca, ahí va soñando 
con la eterna primavera 
de la vida y de los campos. 

Y ya bien pronto, bien pronto, 
tendrá los cabellos canos, 
Y ve temblando, aterida, 
que cubre la escarcha el prado. 

Hay canas en mi cabeza, 
hay en los prados escarcha, 
más yo prosigo soñando, 
pobre, incurable sonámbula, 

Con la eterna primavera 
de la vida que se apaga 
y la perenne frescura 
de los campos y las almas. 

Ahí va la loca, ahí va soñando 
con la eterna primavera 
de la vida y de los campos. 

Y la perenne frescura 
de los campos y las almas 
aunque los unos se agostan 
aunque las otras se abrasan. 

Astros y fuentes y flores, 
no murmuréis de mis sueños, 
sin ellos, ¿cómo admiraros 
ni cómo vivir sin ellos?





Rosalia de Castro 

Rosalía de Castro de vida difícil y dolorosa, nace en Santiago de Compostela, el 24 de febrero de 1837 y fue inscrita como "hija de padres incógnitos". Se cría en Ortoño, al cuidado de una tía, hasta que es reconocida por su madre. Un buen día la niña escribe sus primeros versos. En el Liceo de la Juventud, con 17 años, actúa como protagonista de una representación dramática. En 1856, Rosalía de Castro se traslada a Madrid, al año siguiente publica su primer libro de poemas, en lengua castellana: La flor.

En 1858 Rosalía contrae matrimonio con Manuel Martínez Murguía, destacado historiador de Galicia. A partir del casamiento, el matrimonio cambiará constantemente de domicilio; viajes por Andalucía, Extremadura, La Mancha, Levante. Sufre de un modo punzante, casi enfermizo, la nostalgia de su tierra, del paisaje que le rodea siempre y sin el cual no sabría vivir. El 15 de julio de 1885 muere Rosalía de Castro en la casa de La Matanza, en la parroquia de Iría.


En Rosalía de Castro se da esa doble perspectiva: hacia el pasado, de una parte, y hacia el futuro, hacia la poesía moderna, de otra, conectando la poesía de fin del siglo XIX con la mejor poesía de hoy. El atractivo de su poesía ha ido resistiendo el paso del tiempo porque en ella vibra la voz armoniosa y desbordante de la emoción poética.

Rosalía de Castro que tanto lugar hizo en sus versos a los humildes, a las víctimas de las injusticias sociales, a la pobreza y al dolor, comprendía y apoyaba a sus paisanos cuando salían de su tierra en busca de pan y... sólo recogían humillaciones y durezas.



*.- Os dejo un vídeo maravilloso de Carlos Nuñez con León Gieco, "Galleguita", un tango para dedicarlo a la mujer inmensa que fue Rosalía.





No hay comentarios:

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas