Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 30 de septiembre de 2011

EL FUTURO ES UN DILUVIO DE UTOPÍAS..


Viñeta de Kalvellido

El futuro es un campo de batalla.
Benedetti miró a lo lejos vio este presagio y lo dejó escrito.
No se puede resumir en menos palabras y con mayor contundencia nuestro presente.
La pregunta es qué haremos ahora, si ya esta verdad camina a ras del suelo, si es ahora mismo cuando la calle, las casas, los destinos pelean cuerpo a cuerpo, si ya no existe un porvenir de sueños y de canciones, si ya el dedo en el gatillo es un hecho y los escrúpulos son sepultados en nombre de unas cuantas avaricias.
Qué haremos para que la vida drene rabia, qué haremos para detener esta invasión de odio, este desasosiego atroz, este miedo colándose por los poros de la ternura, de la desobediencia, de la rebeldía.
Qué haremos para ver lo que vio el poeta con claridad, para darnos cuenta de que en esta guerra no hay retaguardias ni retiradas, que vamos todos en primera línea, desarmados, vulnerables, violados calladamente.
El futuro que veía Benedetti, lo tenemos hoy en nuestras manos, un presente supurando impunidad, las preguntas se caen, se pierden, se esconden, los muertos se olvidan, se ignoran, se abandonan y la vida va aferrándose a las cadenas, creciendo imparables bajo la piel y la tierra,
Y en este campo de batalla algunos de nosotros empuñamos la voz y la palabra como fusiles, como si creyéramos que es un arma infalible y que con ella lograremos herir de muerte la indiferencia.
Un espejismo al que agarrarnos mientras no clarea.
La codicia tiene una caligrafía muy clara y jamás se doblega si no es por la fuerza.
No es suficiente, el verso, la canción, la esperanza.
No es suficiente el puño en alto, el pecho al descubierto, la mejilla golpeada.
Hay un mar de corazones aullando para que todo esto termine, para que llamemos a las cosas por su nombre, para que empecemos a poner final a esta larga historia de crímenes y criminales bendecidos por el presente y la memoria.
Ojalá en este momento preciso un poeta, uno cualquiera, en cualquier lugar del mundo escriba: “El futuro es un diluvio de utopías”, sólo así podremos transitar armados con la convicción de que un día, de verdad, ese futuro se hará presente sin la mancha estéril del poder y su violencia.


SILVIA DELGADO (SI VIS PACEM)


No hay comentarios:

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas