Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 29 de octubre de 2012

PRIMERO SÉ LIBRE, DESPUÉS PIDE LA LIBERTAD

La individualidad implica separatividad, 
y la separatividad dolor.
Arthur Schopenhauer



Matías Tejeda, El secuestro de la justicia 


La individualización no es un fenómeno universal sino una tendencia visible en las sociedades occidentales de los últimos años y cuya expansión se advierte a escala mundial, nace así el paradójico concepto que Sombart viene designando como individualismo de masas y es que, como ya adelantaba Marx hay más sujetos que los que hayan soñado las filosofías.

Allá donde tú crees que eres una persona libre que toma en todo momento tus propias decisiones, lo que hay en realidad son personas cuyas decisiones, en un buen porcentaje de ocasiones, no son más que el fruto de una serie de ideas que otras personas han pensado previamente por ti.
No por azar, claro, sino para que tú pienses, sientas y actúes conforme a lo que esas otras personas esperan de ti. Y lo esperan no por capricho, sino para que sus privilegios sociales no desparezcan, y sus intereses, políticos y económicos, no dejen nunca de satisfacerse. Para que, en definitiva, te conviertas en un fiel siervo de su poder en la sombra.
Nuestros proyectos de futuro, el sentido que damos a nuestras vidas, nuestros valores éticos y estéticos, todo, absolutamente todo, está condicionado por una serie de ideas previas que alguien ha puesto ahí para que nosotros interioricemos y reproduzcamos.
No somos libres, no.  No al menos tan libres como nos creemos. Somos el producto de un modo de vida y de unos intereses que no son los nuestros. Somos, en definitiva, hijos de quienes supieron ver en el control del inconsciente un arma para dominar consciencias.

Primero sé libre,
después pide la libertad.
Fernando Pessoa



Yo sé que no estoy solo

Ni siquiera cuando estoy solo

Bajo un cielo de estrellas y satélites

entre los culpables, las victimas y los supervivientes..

porque el único peligro que sientes verdaderamente

es aquel de no poder sentir más nada

el latido de un corazón dentro del pecho

la pasión que hace crecer un proyecto

el apetito, la sed, la evolución en acto

la energía que se genera en un contacto [..]

(Lorenzo Javanotti)


(Parte de la reflexión de arriba está escrito por P.A. Honrubia en: http://old.kaosenlared.net/noticia/resena-documental-siglo-individualismo-puerta-abierta-conocimiento-pro )


3 comentarios:

natÀlia dijo...

"No somos libres, no. No al menos tan libres como nos creemos. Somos el producto de un modo de vida y de unos intereses que no son los nuestros. Somos, en definitiva, hijos de quienes supieron ver en el control del inconsciente un arma para dominar consciencias"

brutallllll!!!
muà mil

INMA dijo...

Bueno, de esto hablamos tanto en nuestras conversaciones..

El individualismo brutal, la comedura de coco que nos tienen en todos los medios, el asco que da, la mediocridad, la falsedad...en definitiva, que nos creemos la muerte y nos somos más que lo que ELLOS quieren que seamos.

Un beso grandoteee guapaa

Luisa Viecente dijo...

Yo creo que no es del todo así como indica la persona que ha escrito el artículo. Ser libre lo has relacionado en todo momento con las ideas, pero no te has referido a los actos. La libertad en toda su expresión, viene de la CONCIENCIA. Un alma libre es aquella que aunque estuviera en una cárcel, se sentiria libre. La libertad se alcanza a través de la conciencia, que luego se materializa en unos comportamientos determinados. La libertad está o no está en nuestro interior, pero no depende del status o el dinero, como mucha gente cree. Se dice habitualmente que si no tienes dinero, no puedes ser una persona libre, pero esto es una falacia. Los que dicen eso, confunden "necesidades" con libertad.

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas