Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 7 de enero de 2014

EN UN RINCÓN PROFUNDO DE MIS DESVARÍOS

Kees van Dongen
La tristeza es un cuarto oscuro, muy negro, pequeño y con techos bajos. No hay sitio para nada ni para nadie, digo más, solo entro yo y mi cara más amarga, y mi cuerpo arrinconado, estrujado, indolente, lánguido. Mi mirada seca, mis manos que no sirven ni para abrazarme, mi voz llorosa, mi corazón palpitando pero moribundo. El corazón es el último órgano que se entera de qué va la cosa, es curioso. Un cuerpo puede estar muerto pero el corazón late y late. Eso le pasó a mi madre, vivía porque le funcionaba el corazón. Pero ella sentía, amaba, luchaba, es muy distinto a mí. 
Llevo dentro una profunda tristeza y siento que algo está muriendo dentro de mí. Y el caso es que me dejo llevar, no tengo ganas ni fuerzas para atacarla y vencerla. Qué fáciles son las palabras de los demás.  
Decía Emil Michel Cioran, podemos imaginarlo todo, predecirlo todo, salvo hasta dónde podemos hundirnos.
Trato de hablarles de un agobio de tristeza, de un dolor intransmisible que me absorbe a veces, y a menudo, perdurablemente, al punto de hacerme perder el gusto por toda palabra, por todo acto, el gusto mismo por la vida, y al punto también de hacer que estalle y explote toda esa negrura en arte.
Trato de decirles que ser río que corre, ser nube que pasa, sin dejar recuerdos ni rastro ninguno, es triste, y más triste para la que se siente nube en lo elevado y río en lo profundo.
Conozco mil maneras de calmar tristezas ajenas pero no hallo ni una sola que calme la mía. 
Os quiero


Guillermo Martí Ceballos
Decía Carilda Oliver (Cuba) en un poema:

Ya tuve esta neblina que pesa como un monte, 
ya tuve este delirio, 
ya tuve este fantasma y lo creí persona, 
ya tuve casi el sueño,
y agonicé de pronto sin cerrar la ventana
y me quedé dormida con los ojos abiertos.


Bien sabéis que respiro apenas por milagro, 
que estoy de adiós radiante, 
de hasta pronto
y no vuelvo.


Dejadme pues alzar este rato de música,
este paisaje breve donde hago maromas, 
esta ilusión que tiene un misterio imponente. 

Dejadme dar la vuelta de la flor contra el viento
o ser sencillamente una mujer cualquiera
a quien salvó el demonio.


7 comentarios:

Yolanda Presa dijo...

Soy adicta a tu blog porque me das ilusión, alegría, inquietud por seguir el hilo de pintores y poetas. Me das mis treinta minutos de evasión, disfrute de las palabras, un millón de sensaciones. Te debo mucho y te doy las gracias.
Aunque llevo mucho tiempo siguiéndote como musa, mi corazón casi no late al saber que estas triste, tengo impotencia porque no soy capaz de escribirte un poema que te sirva de antídoto.

Transido dijo...

Mi tristeza No viene por no dejar rastro o huella o por la conciencia de no ser mañana ni siquiera recuerdo... Mi tristeza es no sentirme río que fluye, nube que flota, fuego que ... Mi tristeza no viene de la imposibilidad de transcender sino de lo indómito del propio acontecer.

La Avispa dijo...

Hola Inma. Lo primero que quiero hacer, aunque con un poco de retraso es desearte un feliz año nuevo. Y decirte también que me apena mucho saber que estás triste. Ojala pudiera decir algo que te alegrara, que te animara, como me pasa a mi muchos días cuando me paseo por este rincón, que las tristezas son más pequeñas y las penas menos amargas. La tristeza es el enemigo contra el que más vale la pena luchar Inma. Animo!!! Un beso muy fuerte con todo mi cariño!

INMA dijo...

Gracias bella Yolanda por tus palabras de ánimo. ¿Qué hacer cuando la pena y la impotencia atrapa? ¿Qué hacer cuando compruebas que este mundo se ha convertido en un amasijo de seres egoístas e hipócritas, llenos de poder, sin importarle el sufrimiento de los que estamos abajo?

Mi cuerpo y mi alma se rebela y no puedo con la pena, eso unido a temas personales hace que mi bomba estallara.

Muchos besos

INMA dijo...

No lo has entendido, ha podido ser culpa mía al no saber expresarme bien. No quiero ni deseo dejar huellas, era una metáfora.
Quien no sea capaz de sufrir ahora y sentir una pena infinita, es que no es humano, es lo que les pasa a todos los hacedores poderosos que mangonean el mundo.

Un beso muy fuerte amigo

INMA dijo...

Gracias guapa,
A estas alturas de mi vida la pena es ya amargura, la lucha siempre estará, no lo dudes, pero hay momentos en que mi cuerpo no responde, ni mi alma, se quedan en silencio, en un perpetuo sinvivir.

Muchos besos

puri perez dijo...

Hola Imma. Soy una seguidora incondicional tuya, gracias a tu bolc he descubierto poetas , y pintores antes desconocidos para mi , es un bloc muy completo, yo igual que tü soy andaluza, y tampoco me gusta mucho el mundo en que vivimo, pero es lo que hay , yo procuro oir música, leer, escribir y dar largos paseos por la montaña, eso me reconforta , y cuando por la noche entro en tu bloc me evado bastante. Gracias por los momentos buenos que me haces pasar un saludo . Cuidate mucho y ánimos

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas