Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 13 de enero de 2014

NO ES SOCIEDAD PARA VIEJOS - CONJETURAS SOBRE LA VEJEZ



Lo único seguro es que nos ponemos mas viejos y la dorada juventud se convierte poco a poco en un pretexto para hablar con los amigos que también tienden a mermar de año en año.

La vejez, según dicen las jubiladas, nos atiborra de sabiduría, un bien que no le interesa a la economía ni al grueso de las personas en general. Y como en este mundo el dinero marca la pauta, la crisis económica hace que los políticos comiencen a cuestionar la existencia de derechos que a las personas le costó cientos de años lograr que se les reconociera. Uno de esos derechos es la jubilación. Ahora varios asaltantes, perdón políticos europeos comienzan a cuestionar la conformación actual de la jubilación para sus ciudadanos. Curiosamente ellos cuestionan un derecho fundamental de un grupo etario al que cronológicamente pertenecen.



Los protagonistas de ‘Amor’, de Michael Haneke: Jean Louis Tringtignan y Emanuelle Riva.


La vejez desde la perspectiva animal.


Podemos definir la Vejez como aquel estado en el que el individuo ya no es fértil, ya no se puede reproducir. La evolución es un mecanismo de organización cruel con los especímenes. La selección de los más aptos, no sólo requiere la rápida desaparición de los especímenes menos aptos aún siendo fértiles. También exige que los aptos desaparezcan en cuanto no se pueden reproducir, liberando así recursos para sus descendientes.



La vejez desde la organización social primitiva.



El ser humano se organizó en grupos, en tribu, se dotó de una estructura social que modifica sustancialmente la tiranía de la evolución y canaliza el “gen egoísta” de los especímenes. 

El concepto de Vejez en una organización social requiere una nueva definición. Podemos definir, entonces, la Vejez como aquel estado en que el individuo ya no puede aportar nada al grupo. Las aportaciones de los especímenes pueden ser múltiples, si las caracterizamos según su procedencia: de su fertilidad, de su trabajo físico (comida, construcciones, defensa), de su conocimiento (gobierno, espiritual, educacional). 

Bajo esta perspectiva es fácil entender como “pertenecer” a la Vejez se retrasa enormemente en grupos humanos sociales. Especímenes que no pueden cubrir sus necesidades (y mucho menos tener descendencia) son mantenidos por el grupo porque sus conocimientos son útiles para el colectivo: son la memoria viva y elementos fundamentales en su transmisión a las nuevas generaciones. Casi no hay especímenes que conformen la Vejez.



La Vejez en una organización social capitalista pura.



Existe la propiedad privada, es decir los especímenes individualmente son propietarios del capital productivo de la sociedad (medios de producción: tierra, agua, maquinaria, animales, semillas…). 

La distribución de la producción entre los especímenes se realiza en función de la aportación de medios de producción a la producción. Esto es: los que aportan trabajo obtienen salarios, los que aportan capital obtienen renta, intereses, dividendos… 

Podemos redefinir el concepto de Vejez como aquel estado en que el individuo ya no puede aportar sus medios de producción a la producción… y por lo tanto no se puede mantener por si mismo. 

Es destacable que una vez que los especímenes no pueden aportar su fuerza de trabajo, formarán parte de la Vejez o no, en función de si atesoraron suficiente capital durante su vida laboral o no.

El sistema capitalista requiere del ahorro de sus especímenes individuales para poder sostenerse y crecer.

Cabe resaltar que una sociedad capitalista sin viejos (ricos) no es viable; sin su ahorro no habría sociedad capitalista. Lo que es compatible con una ingente Vejez (viejos pobres) que deberá ser sostenida por la beneficencia.

En situaciones donde la Vejez esté formada por grupos muy grandes de especímenes puede aparecer un efecto motivacional; ¿cómo mantener la motivación en los jóvenes adultos que saben que, al alcanzar determinado estadio, son abandonados por el Estado? 


PacoMan, nace en 1968. Reside en Málaga desde hace más de tres lustros.

Economista y de vocación docente. En la actualidad, trabaja de Director Técnico.

Y colabora con el blog de Grupo Li Po


4 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

Tremendo.
No hay más que ver que en muchos trabajos, echan cuentas y los echan.
Una sociedad de caníbales.

Abrazo fuerte

Mauricio Feller dijo...

En mi país (y supongo que en todos los países), nuestros viejos y nuestras viejas deben pasar el mes con mucho menos de lo que otros gastan en una buena cena, en una corbata, en un vino para impresionar al jefe

Mauricio Feller dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=U5X6nVgZJZ4

Arte en Madrid. Tíltide dijo...

¡Qué pena tan profunda siento, al descubrir que se ajusta totalmente a la realidad!....
Un beso, amiga.

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas