Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 9 de julio de 2012

AMOR DESPRENDIDO

Plaza de Anvers - Zandomeneghi

Te hablaré una vez más, Miralles, de esa otra cara de la amorosa ternura, gratamente encontradiza, que con frecuencia contemplo y de la que tanto disfruto. Porque a veces el amor se nos insinúa de un modo sorprendentemente sutil; parece viajar dulcemente aturdido en los labios y en la mirada de quien uno menos sospecha, hasta que de repente se lo topa. Es un amor de paso, que no estaciona, desocupado y transeúnte, trotamundos si me apuras. Amor de tren con el mismo billete que compré para mí, amor de sucursal al otro lado de una ventanilla cualquiera, amor de compartir la cola de un estreno, cuando comienzan a caer las primeras gotas del chaparrón, amor de dime cuánto te pongo, que hoy están bien ricas estas fresas.


Hay ocasiones en que este amor del que te escribo, de vocación anónima y desprendida, viaja de incógnito a nuestro lado, mientras a nosotros parece que nos vaya la vida en tales o cuales cotidianas urgencias. Diría que lo suyo, lo de este amor que nada exige, es colarse inadvertido; que este es un amor como la caricia de una mirada, delicada y liviana, un buenas tardes de sonrisa, un perdona por el ligero golpe; por Dios, si sólo ha sido un roce...


Por esto te digo, Miralles, que bendita la hora en que el amor se hizo vagabundo para representarse en los rostros que pasan a mi lado, como los fotogramas de una película que voy corriendo lentamente con las manos. Cada vez que cruzo mi sonrisa con el amor del que te hablo, no puedo por menos que intentar ser su espejo, un azogue en el que vea retribuida su rebosante humanidad. Porque el amor que estos rostros me regalan es tan fugaz como genuino, no se tasa y va sin vueltas, da contento, serenidad, produce una grata sensación de paz, invita a la sonrisa y a veces hasta me causa un ligero y agradable cosquilleo en el alma...


Y aunque, una vez franqueado, de este amor sólo retenga una imprecisa imagen del gesto que lo dibujó, el dulce eco de su voz que peregrina se pierde, una cierta indefinición del momento en que fue..., a pesar de esto, Miralles, algo del amor desprendido germina y, por efímero que haya sido, crece y prospera en la cuneta por donde transito, como la brizna de un hierbajo que embellece el paisaje de mi camino.


JUANAN URKIJO


Os dejo esta reflexión de Juanan, tiene un blog que me fascina, cada entrada es un soplo de alma, humildad y ternura. Es escritor y nace en Vitoria/Gasteiz, su blog se llama El Alféizar, vale la pena entrar y disfrutarlo, aquí dejo su link:

http://el-alfeizar-de-dedalus.blogspot.com.es


No hay comentarios:

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas