Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 5 de noviembre de 2011

LA TERCERA GUERRA MUNDIAL..





La tercera guerra mundial es la que nunca sucederá.

La tercera guerra mundial no sucederá porque ya está sucediendo.

No se trata de una guerra convencional, no hay misiles, ni aviones, ni bombardeos, ni agente naranja o napalm. De parecerse a algo se parece más a esas guerras neutrónicas de ciencia ficción, donde mueren las personas pero los edificios, ferrocarriles, carreteras y fábricas siguen en pie.
Asi ha sido desde la primera gran guerra, una guerra de trincheras donde morian sobre todo soldados y hasta la segunda guerra mundial donde ya asomaba la verdadera vocación de la guerra moderna que explotó en Vietnam: el objetivo era la población civil. Desde entonces todas las guerras se han cebado en la población civil, los exterminios se han realizado en la retaguardia. De lo que se trataba y se trata es de llevar las heridas al corazón de la humanidad, respetando los soldados y sus tanques, de lo que se trata es de eliminar el sobrante.
Y ahora ya no hacen falta armas locales o de destrucción masiva porque se ha encontrado la solución que parecia una secuela en el resto de las guerras que hasta ahora habiamos vivido. De lo que se trata es de arruinar al enemigo. 

De lo que se trata ahora es de empobrecer a la sociedad.




Ya lo anticipó Orwell en aquella novela que deberia haber llevado otro número bien distinto y que tituló 1984. De lo que se trata es de justificar una economía de guerra sin guerra, si es preciso haciendo creer a la gente que estamos permanentemente en guerra merced al “ministerio de la verdad”, un lugar donde se cambia la historia y el porvenir a base de  esconder aquellos documentos de ayer que pudieran demostrar que en realidad ni hay guerra ni están justificadas las medidas de racionamiento de la población a la que se mantiene atontada con ginebra barata.
Y ya la tenemos aqui, me refiero a la economía de guerra eufimisticamente llamada “recortes”, crack, crisis, deflación o morosidad, que da igual como se llame pues aunque todo el mundo habla de ella nadie entiende por qué ha pasado lo que ha pasado siendo como eramos tan felices apenas hace 3 años mientras estuvimos en la fiesta. Y que se propaga con uno de los armamentos de guerra biológica mejor diseñados para acabar con la Humanidad: el miedo.
Todos tenemos miedo y el miedo es como un virus que se propaga con más celeridad que los virus mismos como sucede en esa película recien estrenada que se llama “Contagio”. La gente tiene miedo y no sabe que está en guerra, lo que no hace sino incrementar su aprensión. La gente no sabe que esto no ha hecho sino empezar.
Y la culpa no la tiene el capital como dicen los criptocomunistas con caspa en que se ha convertido la mayor parte de la opinión publcia sino los politicos, pues son los politicos los que tienen como misión modular los excesos del capital. Aqui dicen algo similar.
El capital en realidad (o los mercados en particular) están ahi para ganar dinero, es decir para la codicia y la depredación, esto es: para sacar dinero del dinero y cuando no hay dinero se inventa a través del valor del papel que hace las veces de dinero. De eso va el capitalismo ¿o no?. ¿Es que no lo sabiamos ya?
Los Estados estaban ahi para desviar parte de la ganancia para los ciudadanos a base de sanidad, recursos sociales, pensiones y eso que ha venido en llamarse bienestar. Hemos estado bien mientras los Estados a través de los politicos hacian de garantes de esta tarea pero la cosa comenzó a ir mal cuando los politicos a su vez se convirtieron en capitalistas y aliados de los mercados para medrar y ganar elecciones que es lo que a los politicos les interesa más allá de nuestro bienestar.
Y es asi que los politicos abnegaron de su tarea y comenzaron a timarnos, no solamente saliendo en TV diciendo mentiras sino timándonos a través del Capital.


Timos legales que funcionan en nuestro pais.-
El timo de las teleoperadoras, el timo de la energia, el timo de los informativos, el timo del agua, el timo del IBI y del IVA, el timo de las tasas mucnicipales, el timo de la ITV, el timo agroalimentario, el timo de la libre competencia entre empresas que son en realidad monopolios encubiertos, el timo de la SGAE, el timo de la leche, el timo del low cost, el timo de la enseñanza obligatoria, el timo del colesterol y la vida saludable, el timo del zen y el timo de los placebos de las farmacias, el timo de las exportaciones y los precios según mercado y sobre todos ellos uno: el timo de los intermediarios que es lo mismo que decir el timo de los especuladores o tambien: el timo de la falsa representatividad.
Sin embargo es bueno hacer notar que los especuladores – es decir aquellos que se espejan en si mismos y su valor supuesto- no son tampoco los malos de la pelicula: cierta masa critica de especulación es necesaria para desatascar las economias. El que especula es un jugador, un apostador que ahora gana y ahora pierde, el problema es que lo que gana o pierde no es dinero sino valor sobre el valor de algo -el dinero- que ya no existe como referencia, es por ello que solo queda papel o cifras electrónicas enu na hoja excel, detrás de eso no hay nada.
La crisis no es el fracaso del Capital sino el fracaso de los politicos y los Estados que no han sabido o querido tutelar a los apostadores, más aun ellos mismos han abdicado de su papel de polis malos en esta contienda y se han lucrado apostando en sus espéculos. Es por eso que algunos piensan que la tercera guerra mundial que estamos viviendo es la guerra del capital y los mercados con los Estados.
Y lo que se ve venir es que los morosos perderán la guerra lo que significa que los Estados perderán soberanía y los ciudadanos la cartera.






Los mercados son -como antes fueron los pelotones de soldados- los que salvarán a la humanidad de si misma y su lenidad. Ya lo dijo Spengler pero se equivocó: no serán soldados sino los mercados los que nos pondrán en nuestro sitio que no es otro sino la bombilla de 125 V y la bicicleta.
Como las añoro, a aquellas bombillas mortecinas de mi infancia cuando no habia trabajo, ni impuestos ni carreteras ni automoviles ni nada que hacer salvo verlas venir. ¿Como nos las apañábamos para vivir si no habia dinero, ni faxes, ni Danones?
No habia dinero pero tampoco gastos ni timos del Estado, pues entonces el Estado tenia muy pocos empleados y es por eso que comiamos todos los dias productos -aquellos si que eran saludables- hasta que llegaron los pasteurizados y el Actimel. La zarzaparrilla fue sustituida por la coca-cola y es ahi donde comenzó todo: el punto de inflexión, el point of no return. La crisis comenzó entonces y nosotros no comenzamos a notarla hasta hace relativamente poco pues hasta hace cuatro dias hasta los pobres tenian móvil.
Pero si que habrá return porque los mercados se han hartado de nosotros, y mucho más de ellos: los renegados que se han convertido en morosos para financiar sus campañas de reelección, su alumbrado de Navidad, sus grandes eventos y sus carreras de Formula I, sus ONGs amigas, sus asociaciones vecinales, sus fiestas regionales y sus trajes de lagarteranas. Su clientela electoral.
Nuestra ultima oportunidad son los mercados que terminen ya de una vez con los vetustos gobiernos, con nuestras obsoletas instituciones, que nos cambien la democracia y que modifiquen las reglas del juego, que jubilen a los politicastros redundantes. Que el capital siga siendo lo que es, pero que los ciudadanos y sus gobernantes sean personas animadas por valores sostenibles. Que no nos amargen con impuestos, con el paro estructural y con sus ideales socialdemócratas.
¡Que vuelvan las bombillas de bajo consumo y los repartidores de sifones!
Y nosotros a cambio de eso, no pediremos hipotecas para cambiar de coche o ir de vacaciones a Benidorm. Prometemos vivir de acuerdo con nuestras posibilidades y no salirnos del surco pero por favor que termine la guerra ya y por favor que los quiten a todos, a todos.


¿Estamos preparados para la post guerra?


 La nodriza de las hadas y el rey carmesí 

FUENTE:

http://carmesi.wordpress.com   ...  (Excelente blog)

No hay comentarios:

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas