Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 4 de abril de 2013

RECORDANDO LOS OVILLEJOS DEL QUIJOTE

El ovillejo es una clase de estrofa que algunos denominan de alarde y que inventó en su forma actual Miguel de Cervantes Saavedra. La usó en el capítulo XXVII de su novela El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha, escribiendo tres ovillejos para la ocasión. Los ovillejos se hicieron muy populares, pero luego su uso decayó hasta ser prácticamente  abandonado. Más tarde, en el Neoclasicismo, después en el Romanticismo, como hizo  Zorrilla en el Tenorio, aunque con algunas licencias,  y, por último, en el Modernismo, volvieron a ser utilizados. Miguel de Unamuno, uno de los mayores exponentes de la Generación del 98 también tuvo en cuenta esta estrofa en sus trabajos.

Es una estrofa brillante y muy sonora que implica cierta dificultad. Su elaboración artificiosa, (tiene una mezcla agradable de redondilla con pie quebrado y con versos de rimas pareadas), hace de esta estrofa un instrumento muy adecuado para la ironía, lo burlesco, lo humorístico o la sátira.
Como ejemplo les dejo tres de Miguel de Cervantes y que están incluidas en su mencionada obra del Quijote:



¿Quièn menoscaba mis bienes?
Desdenes.
Y ¿quién aumenta mis duelos?
Los celos.
Y ¿quién prueba mi paciencia?
Ausencia.
De este modo, en mi dolencia,
ningún remedio se alcanza,
pues me matan la esperanza,
desdenes, celos y ausencias.

*
¿Quién me causa este dolor?
Amor.
Y ¿quién mi gloria repuna?
Fortuna.
Y ¿quién consiente en mi duelo?
El cielo.
De esto modo, yo recelo
morir deste mal extraño,
pues se aúnan en mi daño
Amor, fortuna y el cielo.

*
¿Quién mejorara mi suerte?
La muerte.
Y el bien de amor, ¿quién le alcanza?
Mudanza.
Y sus males ¿quien los cura?
Locura.
De este modo, no es cordura
querer curar la pasión,
cuando los remedios son
muerte, mudanza y locura.

Miguel de Cervantes Saavedra
España; 1547-1616


2 comentarios:

Freddy Nuñez dijo...

Hola Andaluza!, con el Quijote tenemos la particularidad de aprender cada vez que le leemos o lo releemos, no conocía o mejor dicho tenía un recuerdo vago de los Ovillejos, forma muy astuta y directa de construir poesía a partir de penas, dolores, alegrias de los poetas, sin duda que Cervantes lo fue, mordaz con la vida misma, excelente descripción e interpretación Reinamora, sigo aprendiendo... abrazos y besos...

INMA dijo...

Gracias Freddy por tu comentario. Siempre libro de mesilla de noche, aunque haya gente que no lo encuentre tan espectacular como me parece a mí. Yo diría que aparte de penas o dolores o alegrías, se usaban también para la ironía, lo burlesco, en plan broma pero diciendo verdades. Me gustan.

De nuevo gracias por entrar por aquí y por tus palabras, intento describir todo lo que pasa por mi mente, y por mi alma, mis desvaríos que vuelan solos. Abrazos

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas