Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 7 de noviembre de 2012

ESPERANZA



Dorothea Tanning

Esperanza esa cosa con plumas
que se posa en el alma
y canta la melodía sin palabras
que nunca cesa,

Y más dulce se la escucha en el viento
y cruel será tormenta
que podría abatir un pajarito
que a tantos dio calor

La he oído en tierras gélidas
y en los mares más extraños
pero nunca
ni al borde del abismo
me ha pedido una migaja. 

Emily Dickinson





(Gracias Pedro Mari, Verónica, Natàlia, José. Soy afortunada)

6 comentarios:

PEDRO MARI dijo...

Seguiremos caminando a la par, querida amiga..., incansables, con la fuerza ancestral de la Pachamama!!

MUCHOS...PERO QUE MUCHOS BESOOSSS!!
.

INMA dijo...

Pero qué guapo eres ... gracias por tus palabras, todas tus palabras, tan necesarias.

Caminaremos a la par, no tengo dudas. Y esa esperanza me dejará por fin alguna migaja..

Mas besos para ti, a puñaos

Verónica C. dijo...

Qué alegría verte!!!
Ya me estaba poniendo en plan madre preocupada :D

Inma, la esperanza, qué cosa más rara...Llevo unos cuantos días pensando en qué es realmente porque lo que creo que entendemos es mera tabla de salvación externa. Deseamos que aparezca, como el clavo ardiendo, pero ha de ser otra cosa.

De todas maneras este poema de Dickinson, que sabía más que los ratones coloraos, me reconforta, pues a mi tampoco me pidió una migaja, ni al borde del precipicio ni cuando caí y sobreviví.

Besazos!!!

INMA dijo...

Ha de ser otra cosa, sí.

Nadie nos dijo qué hacer cuando entras en ese abismo oscuro y lleno de miedos. Solo sé que se entra y se encoge el alma. Y si te quedas mucho tiempo, siempre piensas que te miras demasiado el ombligo. Chorradas.

Hace tiempo me dijo un amigo que no había visto nunca deprimirse y caer es esos abismos a los tontos, a los insustanciales...

Un beso grande guapa, gracias por tu cariño, ya dije, soy afortunada. Y vas a la par que yo por este camino sinuoso de la vida.

José Manuel Lebrón dijo...

Cierto, los tontos no se deprimen.
¡Y mira que les sobran motivos!
Desilusión tras desilusión, humillación tras humillación, jugarreta tras jugarreta... y siempre mantienen el mismo ánimo. Son lineales.

También la brutalidad esta exenta de ser presa de esta abisal tortura. Cuando a un patán se le comenta que alguien la padece, exclama despectivamente "...bueno!" Y se da media vuelta y se marcha. Piensa "de esta tontería no merece la pena ni hablar".

En fin, felices ellos...

Un gran beso, guapaaaa

INMA dijo...

Bueno, eso me anima algo, no me considero tonta ni bruta ni insustancial, solamente una mujer que de pronto ve el mundo tan negro que no es capaz de respirar..Y eso duele mucho. Y sobre todo ver este país hecho mierda.

Muchos besos guapooo...(tú más)

Gracias por estar.

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas