Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 25 de junio de 2014

RECITAL DE POESÍA CHINA DE WANG WEI - EL POETA DE LA NATURALEZA

"Desmonto. Mientras bebemos vino:
¿Adónde irás? El mundo me ha engañado:
A mi colina del mediodía me vuelvo.
Ve, vete. No pregunto más:
Nubes blancas sin fin, nubes".

el último cuadro de Wang Wei.

Wang Wei, poeta chino del siglo VIII d.n.e., compró una finca de retiro en el distrito de Lantian, no lejos de la corte, donde servía como funcionario. Por la finca corría un río llamado Wang. El poeta vivía en una pequeña cabaña, con una tetera y un lecho humilde como únicos enseres. Para comer, le bastaban las plantas y algunas flores del campo. Meditaba y escribía. Allí, inmerso en plena Naturaleza, creó veinte pequeñas perlas que se insertaron para formar este collar: los Poemas del río Wang.


Esta colección representa la obra cumbre de Wang Wei, en una perfecta simbiosis entre poesía y paisaje, fruto de un recorrido interior por el entorno natural. Por ella atraviesan los tres ejes fundamentales que caracterizan la historia del pensamiento chino: el confucianismo, el budismo y el taoísmo. 





Sentado entre los bambúes,
en el bosque solitario,
silbo una canción
y toco el laúd.
En lo hondo de la espesura
con nadie trato,
sólo acude a iluminarme
la clara luz de la luna.



Se le considera el fundador del estilo de pintura paisajístico puro y fue uno de los maestros del verso lírico de la dinastía Tang. Aunque no se conserva ninguna obra auténtica, sus poemas destacan por su gran sensibilidad hacia la naturaleza. Fue también un gran calígrafo.




La mano quiere pintar la luna
Pero de repente la mano cae
Porque la luna se pinta a sí misma
Soy yo, Wang Wei, quien ha pintado todo eso!



La forma poética usada por el maestro chino, era el shih.
El shih consiste de series de líneas de 5 o de 7 sílabas, de los
cuales los números pares, riman.





"POEMAS DEL RIO WANG":

EL HUECO DEL MURO MENG


Nuevo hogar este Muro Meng
Viejos árboles -algunos sauces murientes aún-
¿Y quién vivirá aquí en el futuro
Para aflijirse en vano por aquel que le precediera aquí?

COLINA HUATZU

Pájaros volándose hacia espacios interminables
Colinas alineadas todos los colores del otoño otra vez.
Subo hasta la Colina Huatzu y vuelvo a descender-
¿Será que mi tristeza jamás se terminará?

PARQUE DE LAS MAGNOLIAS

Colinas otoñales tomando lo último de la luz
Pájaros volando, el macho siguiendo a la hembra
Brillantes verdes aquí y allá distintos
Las nieblas del atardecer no tienen lugar de descanso.

CASA DE MADERA DE DAMASCOS

Damascos rectos y ásperos cortados para hacer los tirantes
Fragantes juncos tejidos para hacer el techo
Tal vez las nubes se forman en estas vigas
Y van y hacen la lluvia entre los hombres.

COLINA DE BAMBU

Altos bambúes reflejados en las serpeantes aguas
Así el ondulante río vira azul y verde
Somos invisibles en la huella de la Montaña Shang-
Algo que ningún leñador entendería.


LADERA DE LAS MAGNOLIAS

Flores de loto en la punta de las ramas
Envían bermellón a través de las colinas
-La casa del valle vacía, no queda nadie allí-
Por todas partes por todas partes florecen y caen.




OTROS POEMAS

LA DAMA XI


Ningún favor real actual podría borrar
La memoria del amor que ella alguna vez conociera.
La visión de una flor llenó sus ojos de lágrimas.
No le habló una sola palabra al Rey de Chu.

[Se refiere que en 680 a.C. el gobernante del estado de Chu destronó al de Xi y tomó su reina, quien, en un gesto de lealtad hacia su ex marido, y a pesar de darle hijos al segundo, nunca le dirigió a éste la palabra.]

LAMENTO POR HAO-JAN


Nunca volveré a ver a mi viejo amigo.
Día tras día las aguas del Han fluyen hacia el este.
Aún si preguntara por el anciano, las colinas
Y los ríos parecerían estar vacíos en Caizhou.


UN ADIOS

Nuestra despedida en estas colinas ha terminado
El sol se pone y yo cierro mi puerta
La primavera será verde otra vez el año que viene-
¿Volverá también mi buen amigo?




de Wang Wei

"Mi otoño: entro en la calma,
Lejos el mundo y sus peleas.
No más afán que regresar,
Desaprender entre los árboles.
El viento del pinar abre mi capa,
Mi flauta saluda a la luna serrana.
Preguntas, ¿qué leyes rigen "éxito" y "fracaso"?
Cantos de pescadores flotan en la ensenada".



Wang Wei

Fuentes:

G.W. Robinson. Wang Wei: Poems. Penguin Books, 1973.
Vikram Seth. Three Chinese Poets. HarperPerennial, 1993.

http://inutilesmisterios.blogspot.com.es/
http://www.enfocarte.com/3.20/wei.html

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas