Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 31 de octubre de 2015

WILLIAM SHAKESPEARE - 5 SONETOS SUBLIMES

20

Rostro de mujer por la propia mano de Natura pintado tienes tú, señor señora de mi pasión; corazón gentil de mujer, pero no habituado al astuto cambio como es usanza de las falsas mujeres; ojo más brillante que el de ellas, menos falso al girar, dorando el objeto que mira; hombre en aspecto todos los aspectos al dominar, que le roba los ojos a los hombres y a las mujeres las almas desconcierta: y es que para mujer fuiste primero creado, hasta que Natura, mientras te hacía, se enamoró, y por adición de ti me privó, al añadir algo para mi propósito nada. Pero puesto que te apuntó para placer de las mujeres, mío sea tu amor y el uso de tu amor su tesoro.


Otto Theodore Gustav Lingner


97


¡Cómo se ha asemejado a un invierno mi ausencia de ti, placer del fugaz año! ¡Qué heladas he sentido, qué días oscuros visto! ¡Qué desnudez del viejo Diciembre por doquier! Y sin embargo este tiempo separados era tiempo del verano: el copioso otoño preñado de rica fecundidad pariendo el exuberante vástago de la primavera, como vientres enviudados tras la muerte de sus señores. Sin embargo esta abundante prole no me parecía sino esperanza de huérfanos, y fruto sin padre; pues el verano y sus placeres te escoltan, y si no estás hasta los pájaros enmudecen, o si cantan, es con ánimo tan lánguido que las hojas palidecen, temiendo que el invierno se aproxima.





Otto Theodore Gustav Lingner


116

"Permitid que no admita impedimento
ante el enlace de las almas fieles
no es amor el amor que cambia siempre por momentos
o que a distanciarse en la distancia tiende.


El amor es igual que un faro imperturbable,
que ve las tempestades y nunca se estremece.
Es la estrella que guía la nave a la deriva,
de un valor ignorado, aún sabiendo su altura.

No es juguete del Tiempo, aun si rosados labios
o mejillas alcanza, la guadaña implacable.
Ni se altera con horas o semanas fugaces,
si no que aguanta y dura hasta el último abismo.

Si es error lo que digo y en mí puede probarse,
decid, que nunca he escrito, ni amó jamás el hombre".



Otto Theodore Gustav Lingner


150


¿De qué poder tuviste los poderes
de guiar mi corazón tu alevosía,
de cautivarme falsos pareceres
de negar que la luz agracia al día?
¿De dónde es que embelleces lo dañino,
que hasta en tus mismas faltas y perjuicios
hay tanta fuerza y tanto ingenio fino
que en mí superan todo bien tus vicios?
¿Quién te enseñó a lograr que yo te ame
cuantas más causas de odio en ti he encontrado?
Si lo que amo a los otros es infame
con los otros no habrás de odiar mi estado.
Si se alza mi amor por tu malicia
más digno de tu amor soy, en justicia.



Otto Theodore Gustav Lingner


151


No sabe amor, por joven, de conciencia
¿mas quién no sabe que ella de amor nace?
No culpes, falsa, pues, mi deficiencia
pues de ella tu dulzor culpable te hace.
Porque tú traicionándome traiciono
por la traición del cuerpo mi hidalguía
el alma al cuerpo le transfiere el trono
del amor, pues la carne más no ansía.
Por tu nombre empinándose te observa
como precio triunfal y se envanece
se contenta sin más con ser tu sierva
se yergue en tu interés, por ti decrece.
No es falta de conciencia que apellida
amor a quien es mi alza y mi caída.



Otto Theodore Gustav Lingner


ALBERT MARQUET - LA VEHEMENCIA EXPRESIONISTA DEL FAUVISMO

Mujer rubia, 1919


Albert Marquet. Pintor fauvista francés, nacido el 27 de marzo de 1875 en Burdeos. 

En 1890, con el apoyo de su madre, va a París a estudiar a la Escuela Nacional de Artes Decorativas, donde conoce a Matisse, con quien entabla una gran amistad. 

En 1894 ambos entran en la Escuela de Bellas Artes y estudian bajo la dirección de Moreau. 

Entre 1894 y 1904 va al Museo del Louvre y hace copias de los grandes maestros (Chardin, Poussin, Veronés y Claude Lorraine). En estos años su círculo de amigos son Matisse, Mangin y Camoin. 

En 1898, de nuevo con Matisse, entran en la escuela de Eugène Carrière, donde conocen a Derain. 

En 1901 participa con diez cuadros en el Salón de los Independientes; son paisajes de Arcueil y Luxemburgo. 

En 1905 participa en el Salón de Otoño en la primera exposición del grupo fauvista y al año siguiente empieza a trabajar con la galería Berheim Jeune. 


("El Salón de Otoño de 1905 se componía de 18 salas en las que se exhibían 1.636 obras, entre pinturas, esculturas y dibujos, de artistas contemporáneos de todo el mundo. La edición de 1905 fue todo un escándalo. El Salón aceptó una serie de obras que habían sido rechazadas en el Salón de los Independientes del mismo año. 

Se trataba de pintores cuya principal característica era el uso de intensos colores aplicados sobre el lienzo en forma de puntos o manchas. Artistas jóvenes que no pretendían formar parte de un movimiento concreto sino utilizar el color como expresión de libertad. 
La aceptación de estas obras creó una controversia entre los miembros de la dirección del Salón. Defendidos por Desvalliéres y Rouault, decidieron agrupar estas obras en una sala aparte, la Sala VII. 

Estas pinturas fueron colgadas por orden alfabético del autor: Agay, Camoin, Cassis, Derain, Friesz, Manguin, Marquet, Matisse, Puy, Van Dongen, Valtat y Vlaminck. En otras salas se expusieron obras de Jean Puy, Flandrin, Rouault, Van Dongen, Pierre Girieud, pintores que más tarde también serán fauvistas.

La aceptación de estas obras fue tan polémica que el Presidente de la República, Emile Loubet, influenciado por el conservadurismo de la élite cultural francesa, rehusó inaugurar el Salón.")


En 1912 va por primera vez a Tánger con Matisse y Camoin, y luego viajará al norte de África, sobre todo a Argelia, repetidamente a lo largo de su vida.


Escena en el río
El Puerto de Hamburgo, 1909
Puerto de San Juan de Luz. Los barcos azules, 1927
Vista de Galicia, 1932

The Minaret at Sidi Bou Saïd, 1923


A principios del siglo, Marquet expone en salones parisinos (Salones de los Independientes, Salón de Otoño) y toma parte en numerosas manifestaciones organizadas en el extranjero (Rusia, Estados Unidos…). Encuentra a Dufy y Camoin. Está presente en la famosa "Cage aux fauves" (jaula de las fieras) que suscita el escándalo en el Salón de Otoño de 1905. 

En aquel período pinta lienzos en los cuales subraya las formas con un trazo negro, representa retratos, playas normandas o escenas animadas. Con frecuentes vistas en picado el artista representa el Sena, variando este tema con tiempos y luces diferentes. 


En 1925 hace una importante exposición en la galería Berheim Jeune con paisajes pintados en Marsella. Durante toda su vida viajó constantemente por Europa y el Norte de Africa y abandonó el estilo fauvista. Sus cuadros más conocidos tienen por tema los puentes de París. 



Caballo en Marsella, 1916
Puerto de Marsella (1916)

El velero
La terraza


Su primera exposición personal se organiza en 1907 (Galería Druet, París). Queda reformado en 1914. Entre los años 20 y los años 40, Marquet hace numerosos viajes por Europa y África que son fuentes de inspiración y la posibilidad de ver y aprender de otras culturas. 

Después de la aventura fauvista, donde estuvo cerca, más aún que de Matisse, de un pintor más moderado como Dufy, Marquet fue atenuando su gama de color y centrándose en el estudio de los efectos atmosféricos. Su pintura, cada vez más delgada, iba ganando en sutileza, acercándose a veces a la tradición del paisaje chino, con la extremada delicadeza de sus lejanías.

El tema predilecto de Albert Marquet es el paisaje a orillas del agua (mar, lago, río), paisajes que ejecuta en tonos suaves con dominante gris. 



Vista de San Juan de Luz, 1907.
Jardín en Pyla, 1933
Le Pont Saint-Michel et le Quai des Grands Augustins, 1910
Otoño en La Frette, 1946
Place du Gouvernement, Algiers, 1927
La playa de Sables d´Olonne desde el paseo, 1933
L´ Estaque, 1918
La ventana en La Goulette, 1926

The Sandy Beach at Olonne, 1938


A principios de los años 10, Marquet pinta una serie de desnudos femeninos realistas, pero no fue algo importante para él, solo secundario.



Desnudo sobre fondo azul, 1913
Albert Marquet- Las dos amigas, 1912 
Desnudo a contraluz, 1909
Desnudo, llamado "Desnudo fauvista", 1898
Desnudo en el diván 1912
Mujer leyendo, 1925

Autorretrato, 1904


Albert Marquet fue un hombre sensible, apreciado por su modestia. Murió en 1947 en París, inesperadamente, de un ataque biliar.



Fuentes:






jueves, 29 de octubre de 2015

POEMAS DE JOSÉ ÁNGEL VALENTE - EL COMPROMISO Y LA DIGNIDAD

Cerqué, cercaste,
cercamos tu cuerpo, el mío, el tuyo,
como si fueran sólo un solo cuerpo.
Lo cercamos en la noche.

André Lhote


Sé tú mi límite

Tu cuerpo puede
llenar mi vida,
como puede tu risa
volar el muro opaco de la tristeza.

Una sola palabra tuya quiebra
la ciega soledad en mil pedazos.

Si tu acercas tu boca inagotable
hasta la mía, bebo
sin cesar la raíz de mi propia existencia.

Pero tú ignoras cuánto
la cercanía de tu cuerpo
me hace vivir o cuánto
su distancia me aleja de mí mismo
me reduce a la sombra.

Tú estás, ligera y encendida,
como una antorcha ardiente
en la mitad del mundo.

No te alejes jamás:
Los hondos movimientos
de tu naturaleza son
mi sola ley.
Retenme.
Sé tú mi límite.
Y yo la imagen
de mí feliz, que tú me has dado.


André Lhote


"Un día nos veremos
al otro lado de la sombra del sueño.
Vendrán a ti mis ojos y mis manos
y estarás y estaremos
como si siempre hubiéramos estado
al otro lado de la sombra del sueño"


***

"Hay una leve luz caída
entre las hojas de la tarde.
Dame
tu mano y cruza
de puntillas conmigo
para nunca pisarla,
para no arder tan tenue
en sus dormidas brasas
y consumirte lenta
en el perfil del aire."

***

"Por debajo del agua
te busco el pelo,
por debajo del agua,
pero no llego.

Por debajo del agua
de tu cintura:
tú me llamas arriba
para que suba.

Para que suba al aire
de tu mirada;
mi corazón me enciende,
luego se apaga.

Te busco el pelo
por debajo del agua,
pero no llego."


André Lhote


Ah soledad,
Mi vieja y sola compañera,
Salud.
Escúchame tú ahora
Cuando el amor
Como por negra magia de la mano izquierda
Cayó desde su cielo,
Cada vez más radiante, igual que lluvia
De pájaros quemados...



José Ángel Valente, poeta español (1929-2000)

Ha sido, es, una de las voces más intensas de la poesía española de la segunda mitad de siglo. Vinculado a la generación de los cincuenta, reivindicó su trabajo como la "carrera del corredor solitario". En solitario se midió con las grandes voces de la tradición, entre las que destacó las de Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez o san Juan de la Cruz, y en solitario lidió con las cosas de la vida, lejos de las capillas literarias. Construyó así una obra depurada, inconfundible por la radicalidad de su último desafío: llevar la palabra hasta el límite, allí donde conserva la "fascinación del enigma".

Uno de los elementos de la biografía valenteana que se estudian con más detalle es la de su compromiso con la memoria republicana y antifascista, su exaltación del maquis, su agradecimiento a las Brigadas Internacionales que defendieron a la República durante la guerra civil y sus aportaciones a la política antifranquista en el terreno cultural: su participación en los homenajes a Machado en Colliure, desde el de 1959; a García Lorca en el 25 aniversario de su asesinato y a Julián Grimau después de su fusilamiento.

El compromiso político antifranquista provocó uno de los episodios más desagradables con el régimen, al sufrir un consejo de guerra (el único que se dictó contra un escritor en la España de Franco) por la publicación de la narración "El uniforme del general".




"Los cuerpos se quedaban del lado solitario del amor
como si uno a otro se negasen sin negar el deseo
y en esa negación un nudo más fuerte que ellos mismos
indefinidamente los uniera.

¿Qué sabían los ojos y las manos,
qué sabía la piel, qué retenía un cuerpo
de la respiración del otro, quién hacía nacer
aquella lenta luz inmóvil
como única forma del deseo?"


André Lhote


"Escribir no es hacer, sino aposentarse, estar"



miércoles, 28 de octubre de 2015

ROSA LENTINI - CUATRO POEMAS

"En horas insomnes como rocas
veo tu frente herida por el aire,
tu espalda que el aire descubre y explora,
tu boca entreabriéndose y tus manos huecas
oreadas en la densidad de la noche.
Te escucho arder en gestos desvelados, largos,
veo tus muslos tensos que guardan para sí
su piel más fina y secreta;
me quedan solos tus ojos cerrados al misterio del aire".


Kees van Dongen


El daño

"Del cordón umbilical de las preguntas
sólo tira hacia afuera lo que quema,
una apuesta sostenida,
un color remoto y dócil que se fue.
Perdimos incluso el rastro de la rabia
en mundos insomnes.
La noche y la humedad
llenaron de polvo tu canto,
y ahora acoges el pálido silencio
que acerca el eco a lo sagrado.
Más allá las palabras se cosen a la voz,
las lenguas se visten con alientos
que se desvanecen en espejos,
pues la imagen del mundo
espera aún en la zarza,
con un nuevo asombro y un tiempo vacío."


Kees van Dongen


Ahora que la noche me susurra

"Ahora que la noche me susurra, que ella y el agua son una misma presencia, ahora que la voz del agua vuelve y nos invade, ahora que en esa religión del agua he olvidado hablarte y hablarme y por tanto nombrar al mundo y sus gestos, tú deberías insistir, para que recuerde decir "tus manos" por ejemplo, o "mi lengua", para que no olvide que es con los labios, la lengua y los dientes del origen con los que velamos sobre nuestros nombres, más allá de esa boca asustada, dormida y por todos olvidada, acaso por el recuerdo de esa saliva y de esos dientes en tu boca, que lamen con ansiedad tu lengua, para que ella me diga, para que ella descanse conmigo en el agua sin fluido, y no recuerde que el agua y la noche son dos ausencias que crecen sobre un mismo nombre".


Kees van Dongen


La rosa de hielo

La rosa esculpe
sus violentos colores en el frío,
y no es sino quimera de la rosa
en la nieve, rosa de invierno,
agua helada, blanco en lo blanco,
ofreciéndose .
La rosa crepita en la llama,
y en la desolación de la nieve
no hay deshielo demasiado lento.


Kees van Dongen


*.- Rosa Lentini, poeta, traductora y crítica literaria española nacida en Barcelona en 1957.




viernes, 23 de octubre de 2015

ARTHUR RIMBAUD - ILUMINACIONES

Un revolucionario de la poesía que alguna vez anunció: "¡Hay que reinventar al amor!

Florine Stettheimer

A UNA RAZÓN

Un golpe de tu dedo en el tambor genera todos
los sonidos y origina la nueva armonía.
Un paso tuyo es la leva de los nuevos hombres
y el principio de su andar.

Tu cabeza gira: ¡el nuevo amor!

"Modifica nuestros destinos, acribilla nuestras pestes:
empieza por el tiempo”, te cantan los niños.
"Engendra, no importa dónde, la sustancia de
nuestra suerte y nuestros deseos”, te suplican.

Venida desde siempre, tú eres la que irá por dondequiera.

(Tercera Iluminación)


Florine Stettheimer


MAÑANA DE EMBRIAGUEZ

¡Oh mi Bien! ¡Oh mi Bello! ¡Charanga atroz en la que ya no tropiezo! ¡Mágico potro de tormento! ¡Hurra por la obra inaudita y por el cuerpo maravilloso, por la primera vez!

Empezó bajo las risas de los niños, acabará por ellas. Este veneno ha de permanecer en todas nuestras venas aun cuando, agriada la fanfarria, seamos devueltos a la antigua armonía.

¡Oh, ahora nosotros, tan digno de estas torturas!, recojamos fervientemente esta sobrehumana promesa hecha a nuestro cuerpo y a nuestra alma creados: ¡esa promesa, esa demencia! ¡La elegancia, la ciencia, la violencia!

Se nos ha prometido enterrar en la sombra el árbol del bien y del mal, deportar las honestidades tiránicas, con el fin de que trajésemos nuestro purísimo amor.

Empezó con ciertas repugnancias y acabó, -al no poder agarrar en el acto esa eternidad, - acabó por una desbandada de perfumes.
Risa de niños, discreción de esclavos, austeridad de vírgenes, horror por las figuras y los objetos de aquí, ¡sacrosantos seáis por el recuerdo de esta vigilia! Empezaba con la mayor zafiedad, y concluye por ángeles de llama y de hielo.

Breve vigilia de embriaguez, ¡santa!, aunque sólo fuera por la máscara con que nos has gratificado. ¡Nosotros te afirmamos, método! No olvidamos que ayer has glorificado cada una de nuestras edades. Tenemos fe en el veneno. Sabemos dar nuestra vida entera todos los días.
He aquí el tiempo de los Asesinos.


Florine Stettheimer

ANGUSTIA

¿Es posible que Ella me haga perdonar las ambiciones continuamente aplastadas, - que un final acomodado repare las edades de indigencia, - que un día de éxito nos adormezca sobre la vergüenza de nuestra incapacidad fatal?,
(¡Oh palmas! ¡Diamante! - ¡Amor! ¡Fuerza! - ¡Más alto que todas las alegrías y glorias! - De todas formas, por todas partes, - Demonio, dios - Juventud de este ser concreto; ¡yo!)

¿Que accidentes de hechicería científica y movimientos de fraternidad social sean deseados como restitución progresiva de la sinceridad primera?...
Pero la Vampira que nos vuelve amables ordena que nos divirtamos con lo que nos deja, o que de lo contrario seamos más extravagantes.

Rodar a las heridas, por el aire extenuante y el mar; a los suplicios, por el silencio de las aguas y del aire mortíferos; a las torturas que ríen, en su silencio atrozmente encrespado.


Florine Stettheimer


DEMOCRACIA

"La bandera avanza hacia el paisaje inmundo, y nuestra jerga ahoga el tambor.
"En los centros alimentaremos la prostitución más cínica. Aplastaremos las revueltas lógicas.
"¡En los países de pimienta y destemplanza! - al servicio de las más monstruosas explotaciones industriales o militares.
"Adiós a los de aquí, a cualquier sitio. Reclutas de buena voluntad, nuestra filosofía será feroz; ignorantes para la ciencia, taimados para el bienestar; que reviente el mundo que avanza. Ésta es la verdadera marcha. Adelante, ¡en camino!"


Florine Stettheimer


ARTHUR RIMBAUD, nace en Charleville el 20 de octubre de 1854, muere en Marsella en 10 de noviembre de 1891.

Poeta francés, Arthur Rimbaud. En 1870 comenzó una vida bohemia y aventurera, viajando a París y Bruselas. En 1917, volvió a París, estableciendo una relación homosexual con el autor Paul Verlaine, relación de amor–odio, rodeada de drogas y sexo. 

Concluida la relación, Rimbaud viajó por diferentes países europeos mientras escribía. En 1880, dejó de lado su carrera literaria, y viajó por África. En 1891 regresó a Francia, donde murió de un cáncer de hueso.

Rimbaud está considerado como la cumbre del simbolismo francés, precursor de la poesía moderna; su obra es decadente y sensual. De entre su obra habría que destacar títulos como Iluminaciones o Una temporada en el infierno.






"Vi que todos los seres están destinados a la felicidad: la acción no es la vida, sino una manera de perder algo de fuerza, un enervamiento. La moral es la debilidad del cerebro."





jueves, 22 de octubre de 2015

EDGAR ALLAN POE - EL DÍA MÁS FELIZ

¿Deseas que te amen? 
No pierdas, pues,
el rumbo de tu corazón.
Sólo aquello que eres has de ser
y aquello que no eres, no.
Así, en el mundo, tu modo sutil,
tu gracia, tu bellísimo ser,
serán objeto de elogio sin fin
y el amor... un sencillo deber.


Henri Matisse


El día más feliz, la hora más dichosa, los ha
conocido mi corazón agotado y marchito; pero
siento que ha desaparecido ya mi más alta esperanza
de orgullo y de poderío.

***

¿He dicho de poderío? Sí. Pero desde hace
largo tiempo, ¡ay de mí! se han desvanecido
los bellos ensueños de la juventud; han pasado
ya: dejémoslos que se desvanezcan!

***

Y tú, orgullo, ¿qué haré de ti ahora? Otra
frente puede bien heredar el veneno que me
has dado. Que por lo menos mi espíritu permanezca
tranquilo.

***

El día más hermoso, la hora más feliz que mis
ojos hayan visto y hayan podido ver jamás,
mi más brillante mirada de orgullo y de poderío,
todo eso ha existido pero ya no existe; yo
lo siento.

***

Y si esa esperanza de orgullo y de poderío
me fuera ofrecida ahora acompañada de un
dolor semejante al que experimento, no quisiera
revivir esa hora brillante.

***

Porque bajo su ala llevaba una oscura
mezcla y mientras volaba, dejaba caer una
esencia todopoderosa para consumir un alma que
tan bien la conocía.



Edgar Allan Poe


"La alegría de vivir", Henri Matisse, 1905


"La belleza de cualquier clase en su manifestación suprema excita inevitablemente el alma sensitiva hasta hacerle derramar lágrimas."


Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas