Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 8 de enero de 2016

JAIME SABINES Y FREDERICK CARL FRIESKE - UNA FUSIÓN QUE ME HA GUSTADO; POETA DEL AMOR Y PINTOR DE LA LUZ



"Digo que no puede decirse el amor.
El amor se come como un pan,
se muerde como un labio,
se bebe como un manantial.
El amor se llora como a un muerto,
se goza como un disfraz.
El amor duele como un callo,
aturde como un panal,
y es sabroso como la uva de cera
y como la vida es mortal..."


Frederick Carl Frieseke


DOÑA LUZ

XIV

Tú conoces la casa, el pequeño jardín: paredes altas, estrechas, y allí arriba el cielo. La noche permanece todavía sobre la tierra y hay una claridad amenazante, diáfana, encima. La luz penetra a los árboles dormidos (hay que ver la isla de los árboles dormidos en la ciudad dormida y quieta). Se imaginan los sueños, se aprende todo. Todo está quieto, quieto el río, quieto el corazón de los hombres. Los hombres sueñan. 

Amanece sobre la tierra, entre los árboles, una luz silenciosa, profunda. 

Me amaneces, dentro del corazón, calladamente.


Frederick Carl Frieseke


ADÁN Y EVA 

XIV

Ah, tú, guardadora del mundo, dormida, preñada de la muerte, quieta. ¡Qué inútil es hablarte, hablarme!. Hombre solo soy, quedé. Quedé manco, podado, a mi mitad quedé.

Aquí me muero. Porque los ojos de la muerte me han visto y giran alrededor cazándome, llevándome. Aquí me callo. De aquí no me muevo.



Frederick Carl Frieseke


Con los nervios saliéndome del cuerpo como hilachas


Con los nervios saliéndome del cuerpo como hilachas,
como las fibras de una escoba vieja,
y arrastrando en el suelo, jalando todavía
el fardo de mi alma,
cansado, todo, más que mis propias piernas,
hastiado de usar mi corazón del diario,
estoy sobre esta cama y a estas horas
esperando el derrumbe,
la inminente caída que ha de sepultarme.
(Hay que cerrar los ojos como para dormir
y no mover ni una hoja de tu cuerpo.
Esto puede ocurrir de un momento a otro:
estarse quieto.
Pañuelos de aire giran lentamente,
sombras espesas rascan las paredes,
el cielo te chupa a través del techo.)



Frederick Carl Frieseke


[...]

Mañana te has de levantar de nuevo
a caminar entre las gentes.
Y amarás el sol y el frío,
los automóviles, los trenes,
las casas de moda, y los establos,
las paredes a que se pegan los enamorados
al entrar la noche, como calcomanías,
los parques solitarios en que se pasean las desgracias
con la cabeza baja, y los sueños se sientan a descansar,
y algún novio la busca bajo la falda,
mientras la sirena de la ambulancia da la hora
de entrar a la fábrica de la muerte.
Amarás la milagrosa ciudad y en ella el campo soñado,
el río de las avenidas iluminadas por tanta gente que quiere lo mismo,
l puertas de los bares abiertas, las sorpresas de las librerías,
el estanco de flores, los niños descalzos
que no quieren ser héroes de la miseria,
y las marquesinas, los anuncios,
la prisa de los que n tienen a dónde ir.
Amarás el asfalto y la buhardilla
y las bombas para el drenaje y las grúas
y los palacios y los hoteles de lujo
y el césped de las casas donde hay un perro guardián
y dos o tres gentes que también se van a morir.

Amarás los olores de las fritangas
que en la noche atraen como una luz a los hambrientos,
y tu cabeza se irá detrás del perfume
que alguna mujer deja en el aire como una boa suspendida.
Y amarás las ferias mecánicas
donde los pobres llegan al vértigo y a la risa.
y el zoológico, donde todos se sienten importantes,
y el hospital, donde el dolor hace más hermanos
que los que puede hacer la pobreza,
y las casas de cuna y las guarderías en que juegan los niños,
y todos los lugares en que la ternura se asoma como un tallo
y las cosas todas te ponen a dar gracias.
Pasa tu mano sobre la piel de los muebles,
quita el polvo que has dejado caer sobre los espejos.
En todas parte hay semillas que quieren nacer.
(Como una escarlatina te va a brotar, de pronto, la vida.)


***


*.- He juntado a un poeta contundente con las palabras y sentimientos, y a un pintor impresionista dulce y costumbrista. Creo que es una unión algo rara pero explosiva, espero que os guste.


Autorretrato

Frederick Carl Frieseke. (Owosso, 1874 -Normandía, 1939). 


Frieseke no estaba satisfecho con las formalidades artísticas de su tiempo. En una entrevista probablemente en 1912, se consideraba a sí mismo un impresionista y dijo: "No hay artista en la escuela impresionista que haya influido sobre mí, excepto, tal vez, Renoir". 

Su casa de Giverny, estaba pegada a la de Claude Monet, a pesar de eso nunca fueron amigos, ni Monet le supuso influencia alguna.


Sus principales preocupaciones eran los variados efectos de la luz solar, dejándolo claro en una de sus famosas frases: "Es el sol, las flores en el sol; las niñas en el sol, y el desnudo en el sol, si yo sólo podría reproducirlo exactamente como lo veo, estaría satisfecho." 


Sus temas eran a menudo las mujeres sentadas en zonas de sol o tocadores, de vez en cuando también pintaba paisajes, naturalezas muertas y desnudos. A medida que crecía, realizaba trabajos más íntimos relacionados a su propia vida, incluyendo a su esposa e hija.












En la pintura de Frieseke resalta la quietud, tranquilidad y armonía de la vida doméstica, a pesar de la aparente sofisticación de sus modelos, en cierto modo un reflejo de la vida de Giverny en las dos primeras décadas de este siglo, lo que contrasta con el retrato de la vida campesina de la época, tan propio de las pinturas de las últimas décadas del siglo XIX.













La pintura de Frieseke ha sido a menudo calificada de "Impresionismo Decorativo", a veces con una connotación peyorativa. El tratamiento del color despista la importancia real que tiene la pose de la modelo, en la que resalta con gran fuerza el color de su vestido, muchas veces medio caído, en contraste con el intenso color del marco natural que le rodea, con lo que consigue un efecto dimensional que el movimiento post-impresionista utilizaría con mayor profusión, en contraste con los conceptos estéticos ortodoxos del Impresionismo.


¡¡ Me encantó !!



Parte del texto:



Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas